No tienes que vaciar tus bolsillos para tener un cutis bello, los expertos te comparten algunas recetas de mascarillas que puedes hacer de forma sencilla y con ingredientes que tienes en casa. Intégralas a tu rutina de belleza de tres pasos.

La primera es para reavivar la piel escamosa con una mascarilla de microdermabrasion.

 

Exfoliante de limón y fresas

Ingredientes:

1 esponjita facial

6 fresas salvajes (u otra fruta con granos como el kiwi)

1 litro de agua gasificada

1 6 oz.  yogurt natural

¼ de limón

Instrucciones:

Párate en una ventana (a la que le está pegando el sol) durante 30 segundos, esto es para calentar un poco la piel. Con cuidado aplasta las fresas y colócalas en una esponja de limpieza facial, después de probar en una pequeña área de tu brazo, masajea la cara por 30 segundos (microdermabrasion). Enjuaga con agua abundante gasificada. Mezcla el yogurt, el jugo de limón y con pequeñas palmaditas úntate en el cutis una capa gruesa de la mezcla, déjala por 5 minutos. Lavacon agua caliente y aplica una crema hidratante.

 

Elixir líquido de oro

Esta pequeña poción mejora la circulación, quita toxinas y purifica la sangre (si la comes).

Ingredientes

½ taza de jugo de limón fresco

½ taza de aceite de linaza o aceite extra virgen de oliva

1 cda. polen de abeja

1 tsp. chile en polvo

1/3 taza de ajo picado

3 cdas. jengibre picado

3 cdas. Nama Shoyu (salsa de soja cruda)

3 cdas. miel cruda

Instrucciones

Coloca todos los ingredientes excepto el aceite en la licuadora. Poco a poco agrega el aceite conforme la mezcla se licua. Cuando se hace correctamente, el elixir queda de color oro. Úsalo como un aderezo, tómalo de un trago o reduce la porción de chile y luego úntala como una loción para la piel o agrega harina de maíz para hacer un exfoliante corporal.

 

Exfoliante de arándanos  

Ingredientes

1 tsp. miel de la zona

¼ cdta. canela en polvo

3 gotas de agua de rosas

4 arándanos enteros

1 tsp. harina de maíz

Instrucciones

Agrega la miel en una licuadora con canela, agua de rosas, y los arándanos. Mezcla hasta que alcance una consistencia similar a una pasta. Revuelve en harina de maíz. Aplica sobre el rostro limpio con movimientos circulares, evitando los ojos. Deja actuar durante 15 minutos. Quita con un paño caliente. Aplica la crema hidratante.

 

Estas recetas son cortesía de Daily Candy.