La maternidad es un acontecimiento maravilloso que enriquece la vida de la mujer y de su entorno. Pero, ¿sabías que el embarazo posterior a los 30 años se considera de alto riesgo? Es decir, con mayor posibilidad de padecer complicaciones obstétricas y fetales.

El embarazo tardío implica algunos cuidados extras y es importante tomar las precauciones necesarias para que este tiempo sea una dulce espera y no un suplicio.

La Nena te da algunos consejos prácticos si estás embarazada a esta edad o si piensas embarazarte.

¡Descúbrelos leyendo la nota completa!