Las madres a veces tienen dudas sobre vacunar a sus hijos. Temen por el dolor de estos al recibir el pinchazo y también debido a que muchos padres se oponen a las vacunas convencidos de que sus efectos son cuestionables.

La verdad es que la evidencia es rotunda históricamente cuándo se observa la reducción tan drástica de pandemias que acaban con la vida de miles a la vez. Además hay prácticas de pediatría que administra todas las inmunizaciones recomendadas por la Academia Americana de Pediatría pero logran espaciarlas durante los primeros meses, reduciendo así la cantidad de inyecciones intramusculares por visita.

La comunidad médica, por otro lado, es unánime en la importancia de las vacunas para el cuidado de los niños y para reducir los estragos causados por enfermedades. Algunos casos exitosos, como la polio, que fue erradicada gracias a la vacunación, lo certifican.

Marixsa, autora del blog Mamá Boricuá en Brooklyn, te cuenta su experiencia con vacunas. Haz clic aquí para leer el artículo entero.