El arduo trabajo, las responsabilidades de la vida diaria, los viajes, las obligaciones... Es cierto que muchas veces resulta muy difícil hacer un tiempo por día para jugar con tus hijos. Pero, en el fondo, aunque cueste asumirlo, no deja de ser una cuestión de prioridades.

Fabiola Obregón-Rincón, del portal Mamás Latinas, ha investigado sobre la importancia de dedicar un rato por día a simplemente jugar con tus hijos y ha descubierto cosas asombrosas: la conclusión es que sus vidas podrían cambiar radicalmente.

¿Quieres saber más? Haz clic aquí para leer la historia completa.