Este es uno de los temas más delicados y complejos a la hora de abordarlo con tus hijos. Cómo explicar tantas cosas que aún ellos no están del todo preparados para oír pero que, de todas formas, necesitan saber. Porque callarlo y dejar que el tiempo pase sólo favorecerá a que alguien menos idóneo que tú se lo explique de una manera que tú no apruebas. O peor: lo aprenderá por sus propios medios.

Michelle Regalado, del blog Mamás Latinas, te comparte en este artículo la experiencia de una madre que, por no haber hablado a tiempo, a experimentado un suceso poco feliz con su hija. Toma de ejemplo este testimonio y decídete a hablar con tus niños sobre este tema.

Haz clic aquí para leer la historia completa.