Ante la crisis y el escenario económico que trajo la inestabilidad laboral, los empleos seguros son escasos, hoy en día son casi un lujo que muy pocos pueden adquirir y/o conservar.

Una de las formas de guardar tu empleo por más tiempo es volverte un elemento indispensable, ser una pieza clave en tu empresa, que no fácilmente pueda ser sustituida.

Existen diversas estrategias para lograrlo, pero antes debes resetear tú mente: no eres un empleada común, tú eres una colaboradora; eso significa que tus actividades, habilidades y conocimientos no responden a un perfil general de puesto, sino al perfil que tú sabes eres apta para desempeñar.

La Nena te da algunos consejos infalibles para posicionarte como un elemento de gran valor dentro de tu compañía, como alguien a quien irremediablemente tus superiores tendrán que recurrir para decidir y actuar. ¡Lee la nota completa!