No hay fiesta, comida o reunión que esté completa sin una buena picada de por medio para acompañar el aperitivo. En esta época de fiestas, empezando por el día de Acción de Gracias, dale un toque distinto a la tarde y sorprende a tu pareja o amigos con una picada sencilla y sabrosa. Apunta estos consejos y ¡lúcete!

1. Primero, la calidad. Para que una picada sea realmente deliciosa, lo más importante es que adquieras productos de buena calidad. Si sabes de fiambres, mucho mejor, si no asesórate sobre las mejores tiendas para comprar.

2. La picada típica. Una picada para que esté completa debe llevar jamón, crudo o cocido, salame, panceta, leverwurst, aceitunas, varios tipos de quesos (brie, de cabra, untable, gruyere, roquefort, camembert, entre otros) y, por último, pan o galletas.

3. Ingredientes especiales. Si quieres darle mayor variedad y un toque más elaborado, puedes optar por incluir fiambres de salmón y ciervo ahumado, diferentes patés, anchoas y sardinas, hongos, ají asado, bondiola, embutidos españoles o salchichas alemanas.

4. Las salsas. Las salsas son ideales para acompañar la picada. Algunas opciones son: pasta de aceitunas verdes y de aceitunas negras, paté de tomates ahumados y paté de hongos ahumados. Son deliciosas y fáciles de preparar.

5. El pan. El pan es un ingrediente fundamental. Para darle nivel a tu picada, utiliza panes saborizados con nuez, queso parmesano, sésamo… Existe un tipo de pan especial para picadas que se llama focaccia, de origen italiano, que se prepara con aceite de oliva, morrones, aceitunas, papa y especias. Imperdible.

6. El toque gourmet casero. Dale un toque especial y sorprende a tus invitados elaborando tú misma tostadas con rodajas de tomate y aceite de oliva, tostadas con rúcula, parmesano y aceite de oliva y pasta de sardinas con mostaza. Ponle un nombre a tu picada y se hará famosa.

7. Un secreto. El sabor debe determinar el grosor de cada pieza. Los quesos se sirven por separado del resto y acomodados de blandos a duros y de suaves a picantes. De la misma manera se deben distribuir los fiambres, con los más picantes en el centro. Las salsas y los panes, por separado.