Sucede en todas las especies del reino animal: cuando la hembra está lista para concebir su cuerpo cambia y adopta nuevas habilidades que la harán más sensual y llamativa para el macho. Lo mismo sucede con los mujeres. Durante la ovulación sus movimientos físicos se modifican ligeramente dando mayor delicadeza y erotismo logrando una danza más atractiva.

Enriqueta Lemoine, del blog Mamás Latinas, te cuenta sobre un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Göttingen, en Alemania, que reveló que los movimientos corporales de las mujeres cuando están en período de ovulación son mejores que durante el resto del período menstrual.

Descubre por qué sucede ésto haciendo clic aquí.