Durante el embarazo una mujer promedio ingiere un 40% más de alimentos. La explicación es obvia: un pequeño ser en crecimiento dentro tuyo consume todo lo que le ofreces. Por eso hay que tener especial cuidado en que tu dieta no perjudique tu salud (ni tu piel, por ejemplo) ni la del bebé. Conoce qué alimentos debes evitar para llevar un embarazo perfecto y que tu niño crezca sano.

Alejandra Escobar-Ryan, del blog Mamás Latinas, te ofrece una lista de lo que no deberías consumir: quesos frescos, hígado, huevo crudo, ciertos pescados... Apuesta por una maternidad feliz y conciente. Empieza desde ahora a mimar a tu hijo dándole siempre lo mejor.

Para leer la historia completa, haz clic aquí.