Para nadie era secreto que Jenni Rivera siempre quería tener la mejor imagen para sus admiradores, y entre los esfuerzos que hacía para verse bien, estuvo el recurrir a la lipoescultura.

Lo hizo bajo las manos del conocido doctor Carlos Buenrostro, quien ahora habla públicamente de los tratamientos a los que sometía a "La diva de la banda".

El en particular sometió a la cantante a modernos procedimientos sin necesidad de bisturí, ayudando a que las curvas de la cantante lucieran lo mejor posible.