LOS ANGELES - Jenni Rivera tuvo oportunidad de actuar en varias películas, pero quiso debutar en "Filly Brown" porque su gran amigo Edward James Olmos se lo pidió. De hecho Rivera no había leído el guion cuando aceptó el papel de una drogadicta presa en la película.

"Le dije, `Necesito que me hagas un favor, es uno grande'", recordó Olmos. "Ella preguntó, `¿De qué se trata?'. Y dije, `Necesito que trabajes conmigo en una película. Te mando el guion, dime si te gusta la historia'. Pero ella respondió `Eddie, estoy impresionada tratando de entender que tú me estés pidiendo a mí un favor'".

Rivera, quien nació en California de padres mexicanos, era una estrella a ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos. Murió el 9 de diciembre en un accidente aéreo en el estado mexicano de Nuevo León. "Filly Brown", que se estrena en algunos cines de Estados Unidos el viernes, fue su única película. En ella también actúan Gina Rodríguez y Chrissie Fit, en el papel de sus hijas, y Lou Diamond Phillips como su esposo. Fue dirigida por el hijo de Olmos, Michael D. Olmos, junto con Youssef Delara.

Rodríguez recuerda con cariño su trabajo con Rivera y cómo ella se disculpaba cuando les tocaba ensayar una escena en la que ella era malvada.

"Eso era muy gracioso, toda nuestra preparación antes de ir a ese plató y que ella estuviera lista, que fuera una madre para mí, pero una madre diferente a lo que ella estaba acostumbrada. Realmente transformó a esa mujer", dijo Rodríguez. "Estoy muy orgullosa de su actuación, también creo que fui muy afortunada de trabajar con ella. La extraño todos los días... Pero la idea es celebrar a esta mujer, porque esta mujer es y será siempre aguerrida".

Olmos y Phillips quedaron impresionados con la actuación de Rivera.

"Quizás conocen a Lou (Diamond Phillips) o me conocen a mí, pero no conocen a nadie más", explicó Olmos. "Se sorprenderán porque hay actuaciones brillantes, y luego te enteras de que esta era la primera vez que ella probaba esta forma de arte, y eso fue lo que nos dio. Te hace pensar hasta dónde habría llegado".

Phillips reconoció que no sabía quién era Rivera antes de trabajar con ella en "Filly Brown", pero dijo que quedó igualmente impresionado.

"No es un papel glamoroso. Es bastante bajo y sucio, una actuación valiente", dijo Phillips. "Ella no lo dudó, lo tomó por los cuernos y luchó para proyectar ese hermoso papel y fue impresionante".

Rivera y seis personas más murieron en el accidente que sigue bajo investigación. La cantante, quien era madre de cinco hijos y abuela de dos nietos, tenía 43 años. Vendió más de 15 millones de copias de sus 12 álbumes con disqueras reconocidas, aunque tenía más producciones.

Phillips saltó a la fama interpretando a Richie Valens en la película biográfica de 1987 "La Bamba", que termina con la muerte de Valens en un accidente de avión. Para Phillips era casi imposible creer la noticia de la muerte de Rivera.

"Cuando Jenni tuvo el accidente de avión tuve ... una extraña sensación de surrealismo, porque yo no estaría aquí si no fuera por `La Bamba'", dijo Phillips. "No tendría una carrera si no fuera por ese papel y por la trágica pérdida que sufrió la familia de Richie".