MIAMI.- Britney Spears no se rasuró la cabeza en un ataque de locura, sino que lo hizo para que no se notara su abuso de las drogas, dijo el abogado de su ex manager en corte.

Joseph Schleimer, quien abrió el caso de Sam Lufti contra los padres y tutores de Britney Spears, mostró dramáticas fotos de la superestrella del pop con la cabeza rapada y golpeando una camioneta con un paraguas.

Schleimer insinuó al jurado de Los Angeles que Spears tenía miedo que el juez fuera a ordenar una prueba de su cabello, según publicó el diario The New york Post.

Si encontraban que utilizaba drogas le hubieran quitado la custodia de sus dos hijos y se la hubieran otorgado a su ex esposo Kevin Federline, la cual finalmente él obtuvo tras todos estos incidentes.

Un abogado del padre de Britney Spears dijo al jurado el viernes que la familia de la cantante realizó esfuerzos heroicos para salvarla en su publicitada crisis en la cual se rapó la cabeza y tuvo comportamientos descontrolados.

El padre de Spears, Jamie, llegó a extremos, dijo el abogado Leon Gladstone en sus declaraciones iniciales en el juicio por la demanda que presentó el ex mánager de Spears contra los padres de la cantante.

Lutfi pide millones de dólares a la familia de la estrella y afirma que el libro que escribió la madre de Spears mintió al decir que drogó y aisló a la superestrella.

También pide una fracción de las ganancias que Spears ha tenido en su carrera, afirmando que fue un importante colaborador para su disco de 2007 "Blackout" y que tenía el derecho de ser su mánager por varios años.

El juicio es la culminación de años de pleitos entre Lutfi y los familiares de Spears y sus tutores, quienes obtuvieron exitosamente una orden de restricción contra él para contactar a la cantante o tratar de intervenir en su vida.

Gladstone le dijo al jurado que la vida de Spears comenzó a salirse de control tras una dolorosa ruptura con su novio de la infancia, Justin Timberlake. Agregó que Jamie Spears trabajó incansablemente para rescatar a su hija de la drogadicción, las enfermedades mentales y el control que tenía Lutfi sobre ella en ese entonces.

Gladstone contó que Jamie Spears fue al hospital donde su hija estaba en la división psiquiátrica, y se quedaba despierto toda la noche con ella tratando de que regresara a la normalidad.

También contó de la vez que Jamie Spears corrió a un hospital donde encontró a Britney atada a una camilla gritando. "Estaba completamente trastornada. El se quedó con ella, caminando en ese piso, estaba totalmente asustado pensando: `mi hija perdió todo'".

El abogado agregó que Jamie Spears pensaba que un día iba a prender la televisión y que se enteraría que su hija había muerto.

En su primera declaración el jueves, el abogado de Lutfi dijo que su cliente nunca se aprovechó de Spears. Lutfi trataba de ayudar a Spears, dijo el abogado Joseph Schleimer, pero perdió el control, su comportamiento empeoró y terminaron por hospitalizarla y ponerla bajo tutela.

No se prevé que Spears se presente ante el jurado en el juicio. Sigue bajo la tutela que es supervisada por un juez el cual le ha ordenado no presentarse para el juicio o declarar.

Spears ha logrado recuperare bastante de esos tiempo y ha podido retomar su carrera. Actualmente es juez del programa "The X-Factor" de Fox.