Redacción Cultura, 15 abr (EFE).- Justin Bieber ha vuelto a ser noticia en todo el mundo por un asunto extramusical, al difundirse las palabras que el artista canadiense dejó escritas en el libro de visitas de la casa de Ana Frank en Amsterdam, en las que dijo que "con algo de suerte" también ella hubiese sido una fan suya.

"Ha sido realmente inspirador poder venir aquí. Ana fue una chica estupenda. Con algo de suerte hubiese sido una belieber", escribió el ídolo adolescente en una dedicatoria recogida en el libro de visitas de la casa de Amsterdam en la que Frank se ocultó y escribió su celebérrimo diario.

La noticia la ha dado la propia Casa de Ana Frank a través de su página oficial en Facebook, en la que cuenta además que la visita del ídolo adolescente a sus instalaciones duró "algo más de una hora".

"Belieber" es el término que utilizan los seguidores de Bieber para referirse a sí mismos y constituye un juego de palabras con la voz inglesa "believer", que significa "creyente".

Con solo 13 años, Frank escribió un diario íntimo reflejando su reclusión junto a su familia en un habitáculo secreto de una casa de Amsterdam para esconderse de las tropas hitlerianas. Murió en 1945 a los 15 años de edad a consecuencia de una epidemia de tifus en un campo de concentración en Alemania.

Tras la avalancha de críticas hacia el joven, según AFP, el museo ha salido rápidamente en su defensa y "Pensamos que lo que hace falta recordar es que un chico de 19 años haya venido a la casa de Ana Frank y que haya pasado [aquí] una hora de un viernes por la tarde, mientras podía haber hecho otras cosas en Ámsterdam", ha declarado Maatje Mostart, portavoz del centro. "Estaba muy interesado".

"Es mucho más importante que todo el debate que vemos ahora", añade.

"Se trata del lado positivo y queremos quedarnos ahí"