"Todo está bien mija. Sí te perdono, pero no lo vuelvas a hacer porque tienes una hija, ¿qué voy a hacer con ella si yo me muero, con quién se va a quedar?", le dijo Rosa a su hija Jenni Rivera en el hospital cuando con apenas 17 ó 18 años la cantante intentó suicidarse tomándose varias pastillas.


Así lo recuerda Rosa en entrevista con "Al Rojo Vivo", en la que ella y su otra hija, Rosie Rivera, han repasado los episodios de la vida de la cantante fallecida, cuya autobiografía sale al mercado este martes 2 de julio.

Rivera, quien acababa de tener a su hija Janney "Chiquis" Marín y trabajaba para entonces en una tienda de videos, relata en "Inquebrantable" que sufría los abusos físicos y psicológicos de su primer esposo y que se sentía que no tenía dinero para mantener a su familia.

"Aprendemos de cada lección, ella aprendió que necesitaba más el amor de nosotros, el amor de su hija", dice ahora su madre al comentar el libro y recordar que fue un momento muy difícil para la familia.

Rivera, quien murió el año pasado en un accidente aéreo, describe en su libro historias tan desgarradoras como la violación que sufrió a principios de 1997, y el drama que vivió al enterarse que su hermana y su hija fueron víctimas de abuso sexual por parte de su primer esposo.