Londres - El actor español Javier Bardem, que interpretará al malo de la próxima entrega del agente James Bond, prefiere no hablar de su vida privada y de su relación con Penélope Cruz para evitar la "presión" que ello implica en su trabajo.

En una entrevista publicada este viernes en el periódico británico "The Independent", Bardem, de 43 años, admite que no le gustan las preguntas sobre su vida con la actriz española, con la que se casó en 2010, para no desviar la atención sobre su trabajo.

"Trae cierta presión y una expectativa que tal vez una película no se merece. Puede ayudar de alguna manera, pero por otro lado no", dijo el actor canario al referirse a la influencia que detalles de su vida privada puedan tener en su trabajo.

Para Bardem, la otra cara de llevar una vida glamurosa en el mundo del cine es tratar de equilibrar el trabajo con el impacto que ello tiene en el resto de su vida."Yo hago un trabajo y tengo suerte de hacer un trabajo que me gusta, pero es duro. No estoy diciendo que sea tan duro como trabajar en una mina de carbón, pero es difícil de diferentes formas", relató el actor.

"A veces tienes que recorrer un camino con una fuerte carga emocional y después volver a ser tú mismo. Y eso puede ser difícil de controlar", agregó.

En cuanto a su trabajo en el filme de James Bond "Skyfall" que se estrenará el próximo octubre, Bardem admitió su entusiasmo porque de pequeño veía siempre las películas del agente 007.

"Yo nací mirando las películas de James Bond y hay muchas razones para hacer esto, el elenco, el guión, la historia, el papel, y por supuesto, (el director) Sam Mendes", dijo.

Además, Bardem trabajará el año próximo en un filme del director Terrence Malick, aunque no ha revelado el nombre.

Lo que sí se sabe es que Bardem trabajará con los actores Ben Affleck y Rachel McAdams, y trata la historia de un hombre que vuelve a ponerse en contacto con una mujer de su pasado después del fracaso de su matrimonio, según "The Independent".

Bardem ganó un Óscar como mejor actor de reparto por su papel en "No Country for Old Men (2008) y, además, ha ganado cinco Goyas, un Globo de Oro, un BAFTA, el premio del Festival de Cannes al mejor actor y un premio del Sindicato de Actores.