El tercer matrimonio de la cantante Jenni Rivera fue por un error, y ella lo sabía desde el mismo día de su boda.

La misma cantante lo revela en su autobiografía "Inquebrantable" que salió al mercado este martes, y lo corroboró su familia en entrevista con "Al Rojo Vivo".

El día de su boda con el beisbolista Esteban Loaiza, ella llamó al que era su "verdadero amor", identificado sólo como Fernando, y quien tenía problemas de adicción a la droga. Ella se lo confesó todo a su hermana Rosie Rivera, pero no la llamada.

Rosie recuerda que ese día, "La Diva de la Banda", quien murió el año pasado en un accidente aéreo, lloraba mientras caminaba al altar, pero no de emoción sino de tristeza.