Anillos gigantes en el río Támesis anuncian que ya se acercan los Juegos Olímpicos de Londres 2012.