La novia de Neymar, el jugador de moda, está participando en un programa de baile en su país y cuando le tocó el turno de enseñar al personal lo que había aprendido, dejó a medio mundo mareado.

La sensualidad del baile, sus curvas, el apretadísimo pantalón no dejó lugar a la imaginación y la joven hizo las delicias de la audiencia.

No sabemos si su novio, que se encuentra de gira con el Barcelona por Asia, habrá visto las imágenes, pero que no se preocupe que a la vuelta, seguro le espera un baile personal en su mansión de Barcelona.

Pero eso no fue todo porque por si la temperatura no estuviera ya lo bastante alta, Bruna Marquezine hizo unas declaraciones muy picantes sobre la manera que tiene de motivar al jugador.

Cuando le preguntaron en Brasil, donde está viviendo la estrella de la cadena Globo por sus compromisos profesionales, si seguirá los partidos de su novio con el Barça, la actriz y modelo respondió: «Por cada gol que marque, le haré gozar cuando llegue a casa».