El Tricolor se queda con puras promesas de revancha y el equipo de Panamá le gana a la selección mexicana con un 2-1. 
 
El estadio de los vaqueros de Dallas vibraba con el Cielito Lindo y las porras para el tricolor, pero la selección del Chepo de la Torre se quedó en el “ya merito”. 
 
Pero los momentos de folklore, fiesta y alegría se vivieron desde temprano en las afueras del partido donde por supuesto hubo mucha música, sombreros y caras pintadas sin importar el calorón del día. 
 
Durante el segundo medio tiempo, fue cuando vino el segundo gol de Panamá y aunque la selección de México estuvo muy cerca de anotar para llegar al empate, éste nunca llegó y la llama de los fanáticos de país Azteca se fue apagando poco a poco. 
 
El domingo en Chicago se llevará a cabo la final de la Copa Oro, en donde Panamá y Estados Unidos pelearan a muerte por el trofeo de la CONCACAF.