WASHINGTON.- La difusión por televisión en Estados Unidos de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, grabada, abreviada y demorada, atrajo una audiencia sin precedentes de más de 40.7 millones de espectadores, indicó hoy NBC, cadena de la que Telemundo forma parte.

La transmisión del paquete editado por NBC comenzó a la hora 23:30 GMT, cuando ya millones de suscriptores a la televisión por cable habían visto la transmisión en vivo por servicios como Ethiopian TV.
La cifra, según NBC, fue la más alta para una ceremonia de inauguración de Juegos Olímpicos no celebrada en Estados Unidos, y superó los 21.5 millones de televidentes que sintonizaron NBC para la apertura.
NBC incluyó en su paquete los 12 segundos de silencio de su comentarista principal Bob Costas, en protesta contra la decisión del Comité Olímpico Internacional que se negó a conmemorar el 40 aniversario del asesinato de 12 atletas israelíes por parte de terroristas palestinos en los juegos de Munich en 2972.