LONDRES -  Al parecer en estos juegos olímpicos nadie respeta a los favoritos. España fue eliminada del fútbol, los relevos americanos en natación no se llevaron el oro y el favorito japonés de los 100 metros de natación ni se subió al podio.

También hubo algunos favoritos con más suerte: el oro surcoreano en la arquería por equipos de mujeres -su séptimo seguido-, el triunfo de la holandesa Marianne Vos en el ciclismo de ruta y los rotundos triunfos de Estados Unidos y España en el comienzo del básquetbol de hombres y de Argentina en el hockey de mujeres.

China sigue en lo más alto del medallero con otros dos oros, llegando a las 6 medallas doradas, cuatro de plata y dos de bronce. Estados Unidos (3-5-3) e Italia (2-3-2) completan los tres primeros puestos.

España se despidió del torneo de fútbol con un revés 1-0 ante Honduras, en uno de los desenlaces más sorpresivos de una olimpiada. Brasil si cumplió con los pronósticos y goleó 3-1 a Senegal con un magnífico partido de Neymar, y selló su boleto a los cuartos de final.

La natación deparó nuevas sorpresas con el triunfo del cuarteto francés de Amaury Leveaux, Fabien Gilot, Clement Lefert y Yannick Agnel en el relevo 4x100 libre. Estados Unidos -con Phelps, Lochte, Nathan Adrian y Cullen Jones- se quedó con la plata y Rusia con el bronce. Los franceses dejaron atrás a Lochte, la nueva gran figura de la natación, en el último relevo.

"Al menos gané una medalla", dijo a modo de consuelo Phelps, quien conquistó su medalla número 17 en su carrera olímpica y quedó a dos de superar el récord de la gimnasta soviética Larisa Latynina.

En los 100 metros pecho no brilló el japonés Kosuke Kitajima, quien en esta ocasión tocó la pared quinto a más de un segundo y medio del nuevo campeón olímpico, el sudafricano Cameron van der Burgh. El australiano Christian Sprenger se alzó con la plata y el estadounidense Brendan Hansen con el bronce.

En tanto, la británica Rebecca Adlington, la campeona olímpica vigente y gran favorita del público local, se tuvo que conformar con el bronce en los 400 libre que ganó la francesa Camille Muffat.
La estadounidense Dana Vollmer ganó el oro en los 100 mariposa y estableció un nuevo récord mundial.

El hundimiento de los favoritos se contagió en la esgrima, ya que los cuatro favoritos del sable de hombres fueron eliminados antes de las semifinales y el oro terminó en el cuello del húngaro Aron Szilagyi, quien ocupa el sexto puesto del ranking mundial.

En básquetbol todo fue más previsible ya que Estados Unidos ganó 98-71 a Francia en el básquetbol y España, después de un inicio titubeante, despachó 97-81 a China. Argentina también arrancó con el pie derecho al vencer 102-79 a Lituania, y Brasil hizo lo propio con una victoria 75-71 ante Australia.