LONDRES - Son 36 deportes. Hay 304 pruebas. Intervienen 10,500 atletas. Todo esto en Londres. Con competencias sin cesar, los Juegos Olímpicos pueden marear a cualquiera que quiera ponerse frente a la televisión para observar la actividad.

Esta guía sirve para facilitar lo principal a esperar en la tercera olimpiada que se realiza en la capital británica.

Para una cobertura especial, visita nuestra sección Olímpiadas de Londres 2012.

SÁBADO, 28 DE JULIO

400 metros combinados en el Centro Acuático. La primera de las dos grandes pulseadas previstas entre Michael Phelps y Ryan Lochte, los titanes de la natación. Hace cuatro años en Beijing, un triunfo de Phelps estaba cantado de antemano. Pero Lochte se ha equiparado a su altura tanto en la competencia como en la mercadotecnia. Desde hace mucho rato no se veía una rivalidad tan publicitada en este deporte. También chocarán el jueves 2 de agosto en los 200 combinados. Phelps es el dueño del récord mundial de los 400, Lochte en los 200. La prueba de estilo es el máximo desafío dentro de la piscina, al reunir tres características: técnica, energía y velocidad. Aparte, en el transcurso de los días, Phelps procurará colgarse las tres medallas que le faltan para convertirse en el atleta olímpico con más podios en la historia, dejando atrás las 18 de la gimnasta soviética Larisa Latynina.

SÁBADO, 4 DE AGOSTO

Oscar Pistorius se convertirá en el primer atleta con piernas amputadas en competir en unos Juegos Olímpicos, al hacerlo en los 400 metros. El sudafricano lo hace con unas prótesis de fibra de carbono, que se asemejan a cuchillas, y por eso recibió el apodo de "Blade Runner". Verlo en la final, dos días después, se antoja poco probable.

DOMINGO, 5 DE AGOSTO

A las 9.50 de la noche en el Estadio Olímpico es la cita en los 100 metros, la cumbre por excelencia de los Juegos. Pero la que se aproxima ha generado una expectativa inusitada por la pugna entre Usain Bolt y Yohan Blake, los dos jamaicanos que cuentan con el mismo entrenador. La actuación de Bolt en Beijing fue memorable. Corrió los 100 con un récord mundial de 9.69 segundos y con tal margen de superioridad que se dio el lujo de frenarse en el último tramo para empezar sus desaforados festejos, llevándose el reproche del presidente del COI, Jacques Rogge. Ya no es el mismo monstruo invencible. Ahí está su descalificación en la final del Mundial del año pasado, resignando el cetro a Blake. El mes pasado, en el campeonato nacional, Blake le ganó en los 100 y 200. Tampoco hay que dar por descontado que este es un asunto particular entre los dos caribeños. Sigilosamente, los estadounidenses Tyson Gay y Justin Gatlin, están en condiciones de terciar.

DOMINGO, 5 DE AGOSTO

La final masculina del tenis olímpico coincide con la de los 100 metros. Wimbledon aloja otra cita, un mes después de las consagraciones de Roger Federer y Serena Williams en la hierba del All England Club. Federer y Williams, treintañeros, acumulan 31 títulos de Grand Slams de individuales entre sí, pero nunca se ha subido a los más alto de un podio olímpico. Ausente Rafael Nadal por lesión, Federer se juega posiblemente su mejor oportunidad para redondear su soberbio palmarés. ¿Rival en la final? Puede ser Novak Djokovic, el serbio número dos del mundo. O tal vez una reedición de la última final de Wimbledon, frente al local Andy Murray.

LUNES, 6 DE AGOSTO

Salto de pértiga femenino. La rusa Yelena Isinbayeva cuenta con 28 récords mundiales al aire libre y bajo techo. Es la única mujer que ha saltado sobre los cinco metros. Cuando se proclamó campeona olímpica en 2004 y 2008 lo hizo con récords mundiales. Pero ha dejado de ser tan imperial desde Beijing y sus oponentes ya no salen a competir resignadas a pelear únicamente por el segundo lugar. Una de ellas es la brasileña Fabiana Murer, campeona mundial el año pasado.

MIERCOLES, 8 DE AGOSTO

El lance de los 110 con vallas masculinos es la otra gran atracción del atletismo, al reunir a los últimos dos campeones olímpicos: el cubano Dayron Robles (Beijing) y el chino Liu Xiang (Atenas). Es una final esperada desde el desenlace del pasado Mundial, en el que Robles cruzó la meta primero pero fue descalificado por estorbar con la mano a Liu y el título acabó inesperadamente en las manos del estadounidense Jayson Richardson. Aries Merritt, otro estadounidense, llega con las tres mejores marca en la temporada.

SÁBADO, 11 DE AGOSTO

Brasil ha ganado cinco campeonatos del mundo, pero le falta el oro olímpico en fútbol. La deuda pesa más que nunca, con una obligación imperativa de reinar sí o sí en el estadio Wembley, con una plantilla encabezada por Neymar. Un fracaso le puede costar el puesto al técnico Mano Menezes, el mismo estratega de la selección mayor, a falta de dos años del Mundial del cual serán anfitriones.

DOMINGO, 12 DE AGOSTO

Veinte años después de la aparición del primer "Dream Team" de Estados Unidos en el básquetbol, Kobe Bryant, LeBron James y compañía tratan de dejar su propia huella. Buscan revalidar el título ganado en Beijing tras vencer en la final, con bastante aprieto, a España. Ese es el choque que todos aguardan. Estados Unidos es un equipo con un pletórico arsenal de jugadores que son unos francotiradores con su pericia desde la media distancia y su velocidad. Pero despierta dudas bajo los tableros, con Tyson Chandler y Kevin Love como sus principales postes tras las lesiones de gente como Dwight Howard y Chris Bosh. España puede tener el antídoto en esa parte con el despliegue de los hermanos Pau y Marc Gasol.