LONDRES - Una avería en el teleférico inaugurado el pasado junio con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres dejó atrapadas este martes a unas 60 personas a una altura de 90 metros sobre el río Támesis.

A dos días para que empiecen los Juegos, uno de los sistemas de transporte diseñados especialmente para ellos sufrió un fallo técnico a las 10.45 horas GMT (11.45 CET) que dejó suspendidos a los pasajeros durante media hora.

Se trata del primer teleférico de Londres que conecta la zona de Greenwich, en la orilla sur justo al lado del pabellón de conciertos O2 Arena, con los Royal Docks y el centro de conferencias ExCel, sede de algunas de las competiciones olímpicas.

Un portavoz de Emirates Air Line, como se llama la atracción turística tras un acuerdo de patrocinio de 36 millones de libras (45 millones de euros) por 10 años con la aerolínea, se disculpó ante los afectados y confirmó que ya funciona con normalidad.

Los pasajeros afectados fueron atenidos por los servicios de primeros auxilios tras ser evacuados, aunque no se ha registrado herido alguno.

Este medio de transporte cuenta con 34 cabinas con una capacidad de 10 personas cada una, y el trayecto, de 1,1 kilómetros y alrededor de 5 minutos de duración, permite contemplar a vista de pájaro el parque Olímpico, los rascacielos de la City -incluido el icónico Gherkin-, el observatorio de Greenwich, la noria London Eye o la barrera del Támesis, cerca de su desembocadura.