CENTRO DE REDACCIÓN – Ser director técnico de una selección de fútbol es un trabajo nada envidiable y menos cuando más de 100 millones de habitantes sueñan con alcanzar su logro deportivo más importante.

Es el caso de Luis Fernando Tena, quien tiene sobre sus hombros la responsabilidad de lograr, junto a sus dirigidos, ese triunfo histórico para el “Tri”.

En la semifinal ante Japón muchos (y me incluyo) nos sorprendimos por el cambio de Giovani Dos Santos en el segundo tiempo. “Gio” es sin duda el jugador con más facultades de los mexicanos. La salida del delantero no fue ningún capricho de Tena pues una lesión en la pierna derecha (rotura fibrilar) no le permitirá estar en la final ante Brasil. La noticia fue confirmada por los dirigentes de la Federación Mexicana de Fútbol.

Dos Santos es hijo de un ex jugador brasileño y seguramente lo reemplazará Marco Fabián quien estará más adelante junto a Oribe Peralta, quien ha realizado un gran torneo. Miguel Ponce entraría como volante de creación.

Dos Santos no entró como titular en los dos primeros partidos, pero de alguna manera hizo la diferencia.

Por su parte Neymar da Silva Santos Júnior, dijo que la selección brasileña representará a todos aquellos “cracks” que no pudieron alzarse con el oro.

"No sé si esta generación está más o menos preparada que las anteriores, pero estamos aquí representando a todos los grandes cracks que intentaron conquistar el oro. Estamos aquí por todos los brasileños", declaró en rueda de prensa.

Neymar no se conforma con la presea de plata. “La plata no sería una frustración, sino una tristeza”, manifestó.