Miami - Los Heat de Miami revalidaron el título de campeones de la NBA al vencer 95-88 a los Spurs de San Antonio en el séptimo y decisivo partido de las Finales que ganaron por 4-3.

El alero LeBron James volvió a ser la gran figura al conseguir 37 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y dos recuperaciones de balón, mientras que el escolta Dwyane Wade también fue decisivo al aportar 23 tantos y capturó 10 balones bajo los aros.

La victoria permitió a los Heat conseguir el tercer título de liga, segundo consecutivo, en las cuatro finales que han disputado en su historia, las terceras seguidas desde que en la temporada del 2011 llegó James y el pívot Chris Bosh para unirse a Wade y formar los ya históricos "Big Three".

Los Heat, que estuvieron a cinco segundos de perder el título en el sexto partido antes que anotase un triple salvador el escolta Ray Allen, remontaron una desventaja de 2-3 que tenían en la serie al mejor de siete y fueron el último equipo desde la temporada del 2010 que ganaron los dos últimos encuentros de las Finales.

Los Ángeles Lakers lo consiguieron ante los Celtics de Boston para conseguir su decimosexto título de liga.

El veterano ala-pívot Tim Duncan con un doble-doble de 24 tantos, 12 rebotes, cuatro asistencias fue el líder del ataque de los Spurs, que perdieron el primer título de los cinco que han disputado desde la temporada de 1999.