La final de la NFL desató la fiebre por el fútbol americano. Una noche llena de suspenso, diversión y fanatismo. El cuarto título de los Giants de New York superó con creces las expectativas en torno al cierre de una de las temporadas más exitosas.

El mariscal de campo estelar de los Giants completó 30 de 40 pases para 296 yardas, con un envío de anotación, sin interceptaciones y dejó en 103,8 su índice pasador. El receptor abierto Víctor Cruz, de origen puertorriqueño, anotó la primer 'touchdown' del partido con un pase de dos yardas
que le envió Manning.

Eli Manning, como sucedió en la XLII Super Bowl disputada en Glendale (Arizona) fue el verdugo de los Patriots al protagonizar la jugada decisiva con menos de un minuto para conseguir la anotación que permitió a los Giants remontar un marcador adverso de 15-17.