Una selección brasilera renovada y sólida y, por otro lado, un Messi maduro, acompañado de jugadores eficientes al sistema que impone el N° 10, son las grandes ventajas con las que cuentan Brasil y Argentina en el próximo Mundial.

"España era la favorita antes de la Copa Confederaciones (Brasil-2013), pero aprendió que Sudamérica no es broma cuando compite. Brasil ha vuelto, y Argentina tiene a un Messi maduro", dijo Valdano, durante una visita a Santiago para una serie de charlas sobre la relación entre el deporte y el mundo empresarial.

Según el exfutbolista argentino, la Copa Confederaciones disputada recientemente en Brasil, mostró a los equipos europeos a las condiciones a las que se deberán enfrentar en el Mundial-2014, cita que no se disputa en Sudamérica desde 1978, cuando Argentina, local en esa oportunidad, ganó el título.

"El fuerte calor y la presión del público afectaron a los europeos durante la Copa Confederaciones. Lo normal es que Argentina, Brasil y que las selecciones que se clasifiquen de Sudamérica partan con una ventaja al menos inicial con respecto a los europeos", aseguró Valdano.

Brasil se llevó el título de la Copa Confederaciones tras vencer a España con un contundente 3-0, y mostró el "jogo bonito" que había perdido gracias a sus jóvenes jugadores quienes soportaron la presión de su hinchada, declaró Valdano.

"Brasil, ha madurado antes de lo pensado. Cuando subió la dificultad, subió también la categoría del equipo. Oscar, Lucas Moura, Neymar, eran demasiado jóvenes pero fueron capaces de pasar la prueba de la presión de un país que hierve por el fútbol", aseveró Valdano.