Neymar es "el rey del pollo frito"en el Barcelona y para celebrarlo se ha hecho un nuevo tatuaje en un dedo de su mano izquierda. Se trata de una corona, de la cual no sabemos el significado ni el motivo, pero puestos a malpensar, ¿podría ser un recadito para Messi?

El chico está a la última, cuida hasta el más mínimo detalle su estilismo y vestuario y para acompanar a sus aretes de diamantes y cadenas de oro, solo le faltaba la corona del reino.

Veremos si el tatuaje hace honor a su actuación en el Barcelona y logra arrebatarle a Messi la corona. Está muy difícil, ya que el astro argentino ya lleva dos goles marcados recién empezada la temporada y él, por el momento, ninguno.