Madrid, 2 sep (EFE).- El galés Gareth Bale, nuevo jugador del Real Madrid, mostró su ilusión de convertirse de blanco en "el mejor jugador del mundo", pero mostró máximo respeto a su admirado Cristiano Ronaldo, al que calificó como "el jefe".
 
"Cristiano es para mí el mejor jugador del mundo y es un factor muy importante por el que quería venir al Real Madrid", admitió Bale en su presentación en el estadio Santiago Bernabéu.
 
"El equipo está lleno de jugadores que están entre los mejores del mundo. Será un honor jugar junto a Cristiano. Tenemos un equipo estupendo y espero que ganemos muchos títulos juntos", añadió.
 
Bale demostró, como hizo en el Barcelona el brasileño Neymar con el argentino Leo Messi, que respeta los roles que existen en el Real Madrid que llega.
 
"Cristiano es el jefe, el jugador principal y el mejor del mundo. Quiero aprender todo lo que pueda de él y ayudar al equipo a ganar trofeos", manifestó.
 

"No creo que Cristiano necesite ayuda de nadie. Ha demostrado que es el mejor del mundo y es estupendo estar aquí en la mejor liga del mundo. Por eso he venido, porque hay jugadores increíbles con los que estoy deseando empezar a jugar en este desafío", sentenció.