El alero LeBron James y el pívot Chris Bosh anotaron 28 puntos cada uno y los Heat de Miami sumaron su vigésima primera victoria consecutiva al ganar a domicilio 94-107 a los Bucks de Milwaukee.

Ahora sólo otros tres equipos han conseguidos 20 triunfos consecutivos en la misma temporada, y ahora los Heat (50-14) se encuentran detrás de los Lakers de Los Ángeles de 1971-72, que sumaron 33 victorias seguidas, y de los Rockets de Houston de 2007-08, que consiguieron 22.
Los Heat, que previamente se habían convertido en el primer equipo en asegurar un pase a la final, son primeros en la Conferencia Este y en la División Sureste.

El escolta Dwyane Wade aportó 20 puntos y nueve rebotes que también dejaron a los Heat con la victoria número 50 en lo que va de temporada, el segundo equipo que lo consigue después que la pasada noche lo lograsen los Spurs de San Antonio.

Los Heat, que poseen la mejor marca de la liga, volvieron a dar toda una lección de baloncesto completo en ataque y defensa, sin permitir a los Bucks que pudiesen nunca establecer ellos el ritmo del juego.

James también logró un doble-doble al capturar 10 rebotes --nueve fueron defensivos--, repartió siete asistencias y puso un tapón.

A pesar de que los Bucks (32-32), sumaron tres derrotas seguidas, se mantienen octavos en la Conferencia Este, último lugar que da boleto a la fase final.

Por los Bucks el alero turco Ersan Ilyasova logró un doble-doble de 26 puntos y 17 rebotes, mientras que el base Brandon Jennings aportó 21 tantos y repartió seis asistencias.

El escolta-alero Marquis Daniels y el reserva J.J. Redick anotaron 14 puntos cada uno, pero tampoco fueron suficientes para impedir la derrota.