El desfile de los Giants toma fuerza en Nueva York, dándole una cálida bienvenida los campeones.

La parada empezó desde la parte sur de Manhattan y lentamente se dirigió hacia el norte finalizando en el la alcaldía de la ciudad, donde las llaves de esta fueron entregadas a todo el equipo.

Los fanáticos rugieron de emoción por todas las calles cargando panfletos, carteles, uniformes, y otros cientos de artículos que representaran a su equipo.

Pero la celebración no solo estuvo en el desfile oficial, pues miles de residentes de Nueva Jersey también celebraron desde sus casas.
 

Por otro lado, una multitud abarrota el estadio de Metlife de los Giants, ya que los campeones se dirigen hacia allí  para celebrar su victoria con los residentes del estadio jardín.

Fuentes oficiales dicen que el gobernador Chris Christie asistirá a la ceremonia.