Roberto Gómez Bolaños había sido trasladado desde el Auditorio Nacional -donde lo esperaban para rendirle homenaje- al Hospital Ángeles del Pedregal, el pasado miércoles. Desde entonces, sus familiares se han mantenido pendientes de su evolución.

Este jueves por la tarde, pasada las 5 pm hora local en México, Florinda Meza, visiblemente alterada, aseguró: "Está bien, está bien", dijo a la salida del centro asistencial.

Paulina Gómez Fernández,  dijo que de manera preventiva fue llevado al centro hospitalario para "cuidar su presión arterial".

De acuerdo a versiones extra oficiales, el cuadro de salud de Roberto Gómez Bolaños es más grave de lo que se había reportado, salió a relucir este jueves.

“Chespirito” presenta un cuadro de neumonía y arritmia cardiaca, y se encuentra en sala de intensivo en el Hospital Angeles del Pedregal, en su natal México, han reportado periodistas apostados en las afueras del hospital.

Se ha indicado que el comediante, esposo de la también comediante Florinda Meza ("Doña Florinda"), ya tenía neumonía previo al homenaje público de este miércoles, cuando se mareó y luego debió ser llevado en ambulancia al recaer en pleno evento, por lo que se ha asegurado que lo ocurrido no fue por causa de la emoción.

Profesionales de la salud consideran que la situación médica del actor es delicada debido a sus 83 años.

Se espera que el lunes se convoque a una rueda de prensa.